Personalidades

Teodoro Vilardebó

A principios del siglo XIX, el 9 de noviembre de 1803, nació en Montevideo este médico e historiador uruguayo cuyo nombre lleva, en su homenaje, uno de nuestros hospitales.

autor: www.lamochila.com.uy
Fragmento de
Fragmento de "Un episodio de fiebre amarilla en Buenos Aires", de Juan Manuel Blanes
Realizó sus estudios primarios en nuestro país, pero en el momento de la independencia americana, su padre, que era catalán y fiel a España, decidió enviar a Teodoro a ese país para que siguiera estudiando allí.

Así lo hizo, pasó luego París para continuar estudiando, y se recibió de médico en 1830. Al año siguiente se doctoró en Cirugía.

En agosto de 1833, después de una ausencia de diecinueve años, regresó a Uruguay, donde revalidó sus títulos, fue nombrado miembro de la Junta de Higiene y propuso desde ese cargo varios reglamentos relacionados con la salud pública.

Reunió gran cantidad de fósiles para seguir estudiando y, como tenía gran interés en conocer la historia del país, se dedicó a analizar documentos históricos y a comenzar investigaciones sobre la vida de los charrúas.

Después de un nuevo viaje a París regresó a su patria, para dedicarse por entero a su profesión de médico.

Sobre sus últimos años de vida, escribió estas palabras Generoso Medina:

“Se encontraba en la plenitud de su trabajo, cuando la fiebre amarilla transmitida por marinos que venían de Río de Janeiro, en el verano de 1856, se extendió en Montevideo, azotando sobre todo la parte norte de la ciudad y la zona portuaria, donde Vilardebó se domiciliaba. Entonces su heroísmo de médico no tuvo límites. Aceptó el desafío de la terrible epidemia, trabajando día y noche sin descanso alguno, junto a otros abnegados médicos de la época. Y así fue como pagó tributo a su profundo sentido del deber frente a la necesidad del pueblo que se debatía entre el dolor y la muerte. El 24 de marzo de 1856 contrajo la enfermedad que tanto había combatido y el 29 moría, mostrando así el camino del heroísmo y del amor a sus semejantes.”

Foto: encuadre de "Un episodio de fiebre amarilla en Buenos Aires", de Juan Manuel Blanes.  Debajo aparece el cuadro completo


Versión Accesible
Accede a la versión accesible de este contenido
Compartir

Compartir: Agregar a Facebook Agregar a Twitter Agregar a Linkedin

Secciones relacionadas

Curiosidades

La llamada de baja frecuencia de la ballena jorobada es el sonido más fuerte producido por un ser vivo.

Refranes

Otro que tire y pegue. Fórmula con que se convoca a participar en algo.
Miércoles
28
junio
ÚLTIMA EDICIÓN
Mayo 2015
NOS COMUNICAMOS
PUZZLES

Chiste del Día

¿Cuál es la diferencia entre un motor y un inodoro?
En que en el motor tu te sientas para correr, y en el inodoro tu corres para sentarte.