Escritor uruguayo

José Enrique Rodó

Ensayista, crítico literario y narrador. Nació en Montevideo el 15 de julio de 1871, y murió en Palermo, Italia, en 1917. Fue empleado bancario, periodista, catedrático de literatura en la Universidad y tres veces diputado.

imagen descriptiva del contenido
BIOGRAFÍA

En 1895 fundó, junto a otras personalidades de la época, la Revista Nacional de Literatura y Ciencias Sociales. En 1898, la intervención de Estados Unidos en Cuba provocó en Rodó y sus amigos un sentimiento antinorteamericano. En su trayectoria política chocó varias veces con José Batlle y Ordóñez; en 1906 mantuvo con el doctor Pedro Díaz una célebre polémica sobre eliminación de crucifijos en los hospitales. En 1916 la revista Caras y Caretas lo nombró corresponsal en Europa; visitó Madrid, Barcelona, Lisboa, Marsella y numerosas ciudades de Italia. Durante el viaje su salud se quebrantó rápidamente hasta su muerte en el hospital San Severio de Palermo. En ese momento Rodó era la figura más conocida —tanto en su país como en el extranjero— de la promoción literaria uruguaya identificada como Generación del 900.

Fue una de las voces que se alzaron en América Latina para reivindicar la común raíz latina de estos pueblos, y revelar asimismo la posibilidad de oponer a Estados Unidos todo un  haz de naciones, unidas por la herencia, el idioma y el pasado común.

Síntesis de el Nuevo Diccionario de Literatura Uruguaya, Alberto Oreggioni, Ediciones de la Banda Oriental, 2001. El texto referido a Rodó pertenece a Mario Benedetti.

OBRA

Entre sus obras se destacan: El Ariel, Motivos de Proteo, El mirador de Próspero, El camino de Paros.

Rodó publicó el Ariel cuando tenía 29 años. Esta obra, dedicada  "a la juventud de América", fue uno de los libros más leídos y citados en América Latina. Desde su aparición en 1900 hasta 1911, alcanzó nueve ediciones: cuatro en Montevideo, una en Valencia, una en Santo Domingo, una en La Habana y dos en México. Para un libro latinoamericano, esto representó un hecho excepcional en su época.

Compartimos contigo estos fragmentos de Ariel:

"La civilización de un pueblo adquiere su carácter, no de las manifestaciones de su prosperidad o de su grandeza material, sino de las superiores maneras de pensar y de sentir que dentro de ellas son posibles."

"Aspirad pues, a desarrollar en lo posible, no un solo aspecto, sino la plenitud de vuestro ser."

"Entrad a la vida que os abre sus hondos horizontes, con la noble ambición de hacer sentir vuestra presencia en ella desde el momento que la afrontéis con la altiva mirada."
Versión Accesible
Accede a la versión accesible de este contenido
Compartir

Compartir: Agregar a Facebook Agregar a Twitter Agregar a Linkedin

Secciones relacionadas

Curiosidades

La larva de la polilla polifemo consume 86.000 veces su peso en el momento de nacer durante sus primeros 56 días.

Refranes

Redondo como argolla de lazo. Referido a una persona ignorante.
Miércoles
28
junio
ÚLTIMA EDICIÓN
Mayo 2015
NOS COMUNICAMOS
PUZZLES

Chiste del Día

¿Cuál es el colmo de un jardinero? Que su novia se llame Rosa y lo deje plantado.